Saturday, September 30, 2006

Los tres mosqueteros

Saturday, December 11, 2004

La moral cristiana

Lo que se llama moral cristiana, pero estaría mejor llamarla moral teológica, no fue obra de Cristo ni de los Apóstoles, es de origen muy posterior, y ha sido gradualmente edificada por la Iglesia Católica.

Que la humanidad debe una gran deuda a esta moral y sus primeros maestros es cosa que seré el último en negar; pero no siento escrúpulo en decir que es, en muchos importantes extremos, incompleta y unilateral, y que si ideas y sentimientos no sancionados por ella, no hubieran contribuido a la formación de la vida y el carácter europeos, los asuntos humanos estarían en peor situación de lo que ahora están.

La llamada moral cristiana tiene todos los carácteres de una reacción; es en gran parte, una protesta contra el paganismo. Su ideal es negativo más que positivo; pasivo más que activo; inocencia más que nobleza; abstinencia del mal más que enérgica persecución del bien; en sus preceptos, el no harás predomina sobre el harás. En su horror de la sensualidad hace un ídolo del ascetismo, que gradualmente ha sido sustituido por el de la legalidad.


Wednesday, December 01, 2004

El Gobierno

Permítasenos suponer que el Gobierno está enteremamente identificado con el pueblo y que jamas intenta ejercer ningún poder de coacción a no ser de acuerdo con lo que él considera que es opinión de éste. Pues yo niego el derecho del pueblo a ejercer tal coacción, sea por sí mismo, sea por su gobierno.

El poder mismo es ilegítimo. El mejor Gobierno no tiene más títulos para él que el peor. Es tan nocivo, o más, cuando se ejerce de acuerdo con la opinión pública que cuando se ejerce contra ella.

Wednesday, November 24, 2004

La educación

Las objeciones que con razón se formulan contra la educación por el Estado no son aplicables a que el Estado imponga la educación, sino a que el Estado se encargue de dirigirla; lo cual es cosa totalmente diferente. El Estado puede dejar que los padres obtengan la educación para sus hijos donde y como prefieran, contentandose con auxiliar a pagar los gastos escolares de los niños de clases pobres, o pagarlos integramente a aquellos que carezcan en absoluto de los medios para hacerlo.

Thursday, November 18, 2004

La excentricidad

Ahora, el mero ejemplo de disconformidad, la mera repulsa a hincar la rodilla ante la costumbre es en sí misma un servicio. Precisamente porque la tiranía de la opinión es tal que hace de la excentricidad un reproche, es deseable, a fin de quebrar esa tiranía, que haya gente excéntrica. La excentricidad ha abundado siempre cuando y donde ha abundado la fuerza del carácter; y la suma de excentricidad en una sociedad ha sido generalmente proporcional a la suma de genio, vigor mental y valentía moral que ella contiene. El mayor peligro de nuestro tiempo se muestra bien en el escaso número de personas que se deciden a ser excéntricas.

Monday, November 15, 2004

Los americanos

Lo que son los franceses en asuntos militares son los americanos en toda clase de asuntos civiles; dejadles sin gobierno, y toda corporación de americanos será capaz de improvisar uno, y de dirigir este o aquel asunto público con un grado suficiente de inteligencia, orden y decisión. Esto es lo que todo pueblo libre debe ser; y un pueblo capaz de esto, está seguro de ser libre.

La verdad

La verdadera ventaja que tiene la verdad consiste en que, cuando es verdadera, puede ser extinguida, pero en el curso de las épocas generalmente habrá personas que la redescubran, hasta que alguna de sus reapariciones caiga en un tiempo en que, a partir de circunstancias favorables, escape a la persecución, hasta que haya calado tanto como para soportar todos los intentos posteriores de suprimirla.